Plataformas de aprendizaje online

Hoy aprender es gratis, pero…


Hoy en día, debido a la exuberante y prolífica cantidad de información disponible en los medios digitales, podemos afirmar que aprender cualquier disciplina es gratis.

Hace 20 años, para acceder a un libro de un tema específico, teníamos que tener una pista inicial sobre los autores que habían escrito sobre dicha disciplina y luego el tiempo y la perseverancia para sortear todas las barreras que ofrecían las bibliotecas (y los bibliotecarios) o librerías especializadas para llegar a tener el texto en nuestras manos.

Con la llegada de la web y la libertad de publicar de forma directa, la información compartida (no siempre conocimiento) dejó de estar contenida solamente en los libros. Blogs, videos, redes sociales y podcasts comenzaron a proliferar, eliminando a los editores e intermediarios.

Paralelamente, con el advenimiento de Google y su preciso buscador, el tiempo de acceso a los textos y a la información se redujo de meses, semanas o días, a fracciones de segundos.

Entonces, podemos concluir que para aprender alguna temática específica no hay costos mayores que el acceso a un dispositivo y el tiempo requerido para tipear una palabra clave y para leer en detalle los resultados más representativos.

Pero, reflexionando un poco, vemos que rápidamente pueden aparecer los primeros cuestionamientos.

Aprender es gratis, pero saber qué necesito aprender puede llevarme toda la vida.

Al haber mucha información distribuida por la red con diferentes formatos, estilos, enfoques y generadas por fuentes con distintos grados de confiabilidad, la experiencia del aprendizaje en solitario puede resultar en un largo camino de prueba y error. Y esta opción puede aportar costosas lecciones basadas en el fracaso.

Por lo tanto, la guía basada en la experiencia y la vivencia de aprendizaje (action-learning) son claves para que dicho proceso de aprendizaje resulte transformador y pueda capitalizarse.

Aquí emergen entonces nuevas preguntas.

¿Cómo identifico fuentes confiables de información y de conocimiento especializado?

¿Cómo dialogo con las herramientas automatizadas para expresarles mis inquietudes de aprendizaje?

Se abre aquí un amplio debate que tiene numerosas aristas para desarrollarlo.

Un primer bosquejo de respuesta que planteo en este artículo es trabajar en la construcción por parte de las organizaciones especialistas en centros de conocimiento (knowledge hubs) dotados de profesionales reconocidos en sus disciplinas y potenciados por plataformas de aprendizaje digitales y contenidos precisos que permitan amplificar la llegada y el impacto de los programas de capacitación.

Pero esto no es todo. También es necesario trabajar en la transformación de los procesos subyacentes y en las estrategias pedagógicas para adaptarse a las nuevas posibilidades que brindan las tecnologías digitales.

El desarrollo de iniciativas transformadoras requiere analizar la dinámica de comportamientos y el análisis de datos, que permitan realizar las actualizaciones y mejoras continuas con miras a construir centros de formación que permitan transformar la realidad de quienes quieran embarcarse en el desafiante camino del aprendizaje.

De este modo, las organizaciones que encaren este desafío van a estar en una inmejorable posición de liderazgo en sus sectores de especialidad, acompañando a aquellos que quieren aprender cada disciplina y potenciando su desarrollo.

Esteban Etcheverry

CEO & Co-founder de aulasneo.com

En Aulasneo, nos apasiona la educación y la tecnología. Proporcionamos soluciones de e-learning basadas en la plataforma Open edX y potenciadas por la infraestructura y servicios de Amazon AWS

aulasneo
Abrir chat